Ayuntamiento de Oaxaca omiso en caso de Barezzito

• Sin embargo en el centro de la ciudad el Municipio suspendió la obra del artista Andriacci

Oaxaca, Oax.- El pretexto es la seguridad pero la verdad es que los guardias de seguridad de los antros en la ciudad, intimidan a las personas que acuden a bailar y tomarse unas copas. Más aún a los jóvenes que buscan diversión y relajamiento.

Al ingresar a esos centros nocturnos los ciudadanos tienen que ser revisados por los vigilantes que tratan de encontrar todo tipo de armas y objetos que pudieran poner en peligro a los asistentes.

Ya al interior las personas se divierten y consumen algunas bebidas alcohólicas; algunas de ellas se pasan de copas y pierden la sobriedad al grado de meterse en problemas con sus compañeros de farra, con otros asistentes y/o con los meseros y guardias.

Tal fue el caso de 2 jóvenes procedentes de la Ciudad de México que acudieron a convivir al antro Barezzito, ubicado en la colonia Reforma, donde se excedieron en el consumo de bebidas alcohólicas y discutieron con los meseros y vigilantes.

El problema se salió de control y se liaron a golpes, obviamente que los jóvenes visitantes perdieron la batalla por su estado de embriaguez y los elementos de seguridad resultaron ser los golpeadores por su superioridad en número.

Ante esta riña que inició al interior del antro y concluyó en la vía pública, las autoridades del Municipio de Oaxaca de Juárez no actuaron de inmediato con una sanción o clausura del Barezzito.

Otro caso es la suspensión de la obra de Fernando Andriacci, escultor que presentó una estatua del Licenciado Benito Juárez García, en la alameda, como un proyecto monumental de 16 metros de altura para colocarla en alguna parte de la capital del estado. El ayuntamiento citadino colocó sellos en la obra.