Creó Fraguas empresas fantasmas para apropiarse de obra pública

Juan Carlos MEDRANO

A 40 días de concluir la administración del presidente municipal de Oaxaca de Juárez, José Antonio Hernández Fraguas, salió a la luz que funcionarios del Ayuntamiento capitalino constituyeron a inicios del actual bienio por lo menos un par de empresas “fantasma” a las cuales otorgaron obra pública a días de haberse constituido y sin cumplir los requisitos que marca la normatividad.

De acuerdo a documentos en poder de Diálogos, 60 días después de haber iniciado la administración municipal de Hernández Fraguas en enero de 2017, se conformó la empresa con razón social “Crusant”, a la cual se le adjudicaron diversas obras que representaban ingresos por varios millones de pesos.

De acuerdo al acta constitutiva, –de la cual Diálogos posee una copia—, la supuesta compañía presuntamente fue creada “fast track” y en un domicilio particular para posteriormente darla de alta en el padrón de proveedores municipal y con ello asignarle obra pública durante la presente administración municipal, violando con ello la normatividad correspondiente.

Según el acta constitutiva presentada por el supuesto administrador de nombre José Ángel Cruz Ramírez, la compañía fue creada en 2017 bajo la razón social “Crusant Constructora SA de CV”, a la que se le inventó un domicilio fiscal y un administrador.

La constructora “Crusant” estableció su domicilio en la calle Primero de Mayo No. 802 barrio del Progreso, San Juan Chapultepec. Sin embargo, al visitar las oficinas, la dirección en mención, corresponde a un domicilio particular sin rótulo alguno que dé cuenta de que se trata de un giro comercial.

A dicha empresa, la administración municipal le asignó ocho obras en diversas agencias municipales por un monto de 8 millones 585 mil 126 pesos.

Esta empresa fue creada 60 días después de que José Antonio Hernández Fraguas asumiera el cargo de Presidente Municipal.

El Gobierno Municipal le otorgó además siete contratos de obras municipales, sin dar más detalles de los criterios aplicados para ganar la licitación.

Para encubrir las anomalías, la administración de Hernández Fraguas simuló una segunda convocatoria, donde todo se cuadró para asignar las obras a dicha empresa y con ello beneficiar a los supuestos dueños.

Además de trabajar con empresas fantasmas la obra pública municipal, Hernández Fraguas infló los costos de las mismas, como es el caso del Techado de la explanada de San Felipe del Agua, cuya ficha informativa señala que requirió de una inversión de 3 millones 197 mil 773 pesos, mientras especialistas la cotizan en menos de 1 millón 800 mil pesos.