Miente Hernández Fraguas: Leyeseff Carrera

Leyeseff Carrera Carrasco, ex concejal municipal de Oaxaca de Juárez durante la administración 2014-2016 aseguró que el edil José Antonio Hernández Fraguas miente al declarar durante una reunión con su gabinete y amigos cercanos que se le dejó una deuda de 263 millones de pesos, “el monto que quedó pendiente para pago fue especificado en el acta entrega-recepción y no rebasó los 80 millones de pesos”.

“Entendemos su preocupación por aparentar ser un gobernante eficiente para obtener un espacio en el gabinete estatal, pero no puede ser a través de mentiras y verdades a medias como consiga llamar la atención del gobernador”, agregó Carrera Carrasco.

El ex síndico hacendario precisó que la deuda institucional de la administración pasada no rebasó los 80 millones de pesos, tal como esta reflejado en las actas de entrega-recepción y comentó “esa deuda no fue generada en nuestra administración, sino que fue parte de la deuda que nos dejó Luis Ugartecha y que ya no pudo saldarse”.

“Incluso el tema de pensiones con el que tanto se ha denostado, corresponde practicamente a la misma cantidad que a nosotros nos dejó Luis Ugartechea”, aseguró.

Sin embargo –dijo- es mentira que esa deuda le fue descontada de las participaciones que recibe el Gobierno actual,  como era el argumento del presidente para no atender las peticiones de los representantes de diversas colonias y agencias que pedian obra. “Los 80 millones de pesos no se le descontaron de lo que le toca de Ramo 28 y 33, colo se paga con las economías y los recursos que han sobrado, que es lo que seguramente hizo”.

“Nosotros entendimos como institución que los recursos tienen procedimientos y plazos que a veces corresponden a otras instancias de gobierno y están fuera del control municipal”, aseguró al recordar que incluso Luis Ugartechea y la anterior administración pagaron 11 millones de pesos que Fraguas dejó de pagar a CFE, y un credito que contrajo con Banobras de 24 millones de pesos para hacer la calle adyacente al monumento a la madre, que tambien fue cubierto en el trienio 2014-2016.

Fue enfático al explicar que en el acta de entrega-recepción se asentó la distribución de dos rubros: el apostille y timbrado de la nómina de octubre diciembre y ajuste del Ramo 28 del año 2016 que se entregó a la administración de Fraguas en enero de 2017, los cuales permitirían aminorar la deuda.

Por eso le pedimos a Hernández Fraguas que antes de que se vaya exhiba los documentos y rubros donde dice qué hay 263 millones de deuda, para que la población oaxaqueña tenga claridad, pues no es justo que una mentira se diga públicamente y se repita mil veces, pensando en que así se volverá verdad.

Leyeseff Carrera consideró que cada administración municipal será juzgada en tiempo y forma por la misma sociedad.

“Tuvimos buena respuesta de la sociedad. Nos sentimos orgullosos de haber entregado la mejora de ocho mercados, de renovar jardines, como el Carbajal, la rehabilitación del barrio de Jalatlaco y la cúpula de la catedral. Terminamos el Museo del Ferrocarril y el Museo Infantil de Oaxaca, que fue el segundo predio propiedad municipal”, afirmó.

Se refirió también a la construcción del andador semipeatonal en las calles de García civil y Alcalá, y la entrega de 71 unidades policiales, entre pickups, autos compactos y motocicletas, además dijo que la administración 2014-2016 fue la única en 15 años, que invirtió en la compra de 10 carros recolectores de basura, los cuales fueron puestos al servicio de la ciudadanía inmediatamente. Todas estas acciones son testigos de que las cosas se hicieron bien”.

Carrera Carrasco destacó que en las 13 agencias hay una cantidad de obras de gran impacto social, como el drenaje en la Agencia de Viguera que costó 19 millones de pesos y hasta la fecha no hay ninguna autoridad que haya hecho el número de obras que se hicieron en las demarcaciones municipales en la gestión anterior “no hubo acciones de 10 metros, ni obras mínimas de vivienda que presumamos como magnas”.

“Lo retamos a que sea transparente y si no, que ofrezca una disculpa pública, porque es grave que alguien menta públicamente pero que alguien mienta y se acabe creyendo sus mentiras no solo es grave, sino peligroso para la sociedad”, puntualizó.