Ahora van por Duarte: gobiernos de Corral y AMLO afinan detalles para traérselo a México desde EU.

Javier Corral, Gobernador de Chihuahua, informó hoy que inició, en coordinación con la federación, una nueva estrategia para llevar a cabo el cierre del proceso de extradición de su antecesor César Duarte, acusado de peculado.

Un juez giró este fin de semana órdenes de aprehensión en contra del dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira, quien ya fue capturado en España, y de Emilio Lozoya Austin, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) con Enrique Peña Nieto.

Duarte es parte de esa misma camada de políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) vendidos por exmandatarios como “la nueva generación del PRI”.

“Lo que sí les puedo asegurar, es que por parte del Gobierno de Estados Unidos, nos han confirmado que México ha expresado con claridad, su voluntad para traer a Duarte a los tribunales del estado de Chihuahua”, dijo el Gobernador de Chihuahua en entrevista con medios de comunicación en la Ciudad de México.

Asimismo, precisó que ha sostenido diversas reuniones de trabajo con los titulares de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, y de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, quienes le han reiterado su compromiso para colaborar en el caso, con el objetivo de que no quede impune.

En un comunicado, Corral Jurado detalló que se harán las gestiones adecuadas y correctas para no dilatar más el proceso de extradición de Duarte Jáquez, ya que “durante el sexenio federal anterior [encabezado por Enrique Peña Nieto], hubo un manoseo en la forma en que fueron administradas las órdenes de aprehensión”.

De acuerdo con la Consejería Jurídica del Gobierno de Chihuahua, sobre Duarte existen 15 órdenes de aprehensión relacionadas con el delito de peculado y por las cuales se requiere su presencia en la entidad.

Finalmente, consideró que el proceso se dará durante los meses siguientes, gracias a que se acabó la protección al exgobernador. “Ya no hay manera de que se salve”, agregó.

LAS REDES DE CORRUPCIÓN DE DUARTE

Carlos Chavira Rodríguez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Cd. Juárez, Chihuahua, de 2008 a 2012, acusó “complicidades” entre exdirigentes nacionales del organismo patronal y el exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

“Gerardo Gutiérrez Candiani (2009-2012), Alberto Espinoza Desigaud (2012), Juan Pablo Castañón Castañón (2012-2015) y Gustavo de Hoyos Walther (2016-2019) son –por lo menos en relación a mi caso– cómplices de Duarte y responsables de la persecución criminal que un Gobernador ladrón, corrupto, megalómano y ahora prófugo de la justicia llevó en mi contra”, aseguró en entrevista Chavira.

En el marco de su intención de competir por la presidencia nacional de Coparmex en 2012, el empresario Chavira, crítico de los presuntos desvíos de recursos de Duarte, fue acusado de supuesta administración fraudulenta en perjuicio del Gobierno de Chihuahua por 20 millones 818 mil pesos bajo la causa penal 339/13 que derivó en orden de aprehensión el 25 de febrero de 2013, luego de que el Gobierno estatal le dio 25 millones de pesos para la celebración del Primer Expo-Encuentro Empresarial, Cultural y Deportivo “Juárez Competitiva” 2011.

Ante ello, la Coparmex le retiró el registro a la candidatura. Pero después de siete años de lo que consideró una “persecución política”, Chavira fue absuelto por las autoridades judiciales ante la falta de pruebas. Es inocente.

De acuerdo con el empresario Chavira, el exmandatario priista César Duarte lo bloqueó del camino para apoyar al exlíder patronal Gerardo Gutiérrez Candiani, quien requería a un “condicional” en Coparmex (es decir, Juan Pablo Castañón) en su intención de ser el candidato a la gubernatura de Oaxaca. Esto, consideró, a cambio de que el organismo empresarial no cuestionara los señalamientos de malversación de recursos públicos en su contra.

“Había un proyecto político muy claro y definido en el cual naturalmente Candiani necesitaba dejar [en 2012] a un condicional de él en Coparmex para irse al Consejo Coordinador Empresarial”, dijo en entrevista desde Texas, Estados Unidos, donde se ha refugiado durante casi una década tras el hostigamiento del gobierno de Duarte para evitar que fuera el presidente nacional de Coparmex.

“Los expresidentes de Coparmex jamás emitieron un solo señalamiento de denuncia a la corrupción de saqueo de recursos de César Duarte. Yo denuncié a mediados de 2012 la corrupción de Duarte y los hechos de dispersión y distracción de recursos públicos, de abuso de poder, de impunidad que jamás fueron atendidos por Coparmex; jamás hizo un solo pronunciamiento”, agregó.

En charla con el periodista Sergio Armendariz el 13 de octubre de 2018 en Chihuahua, el presidente de la Coparmex Gustavo de Hoyos aseguró que no conocía las resoluciones judiciales respecto a la reciente absolución a Chavira.

“Voy a pedir que me informen de ella para poder emitir una opinión”, le contestó. “Las investigaciones que se llevaron no tiene que ver con su desempeño en Coparmex”. ( sinembargo.mx)