Alto al asesinato de periodistas, pide una víctima a Peña Nieto

*Ante la ausencia de justicia, ¿mañana quién sigue?, pregunta

Por Fernando Olivas Ortiz Fotos Marco García y Joel Salinas

Carlos Domínguez Ramírez, hijo de Carlos Domínguez Rodríguez, periodista respetado y admirado en Tamaulipas por su trabajo, mismo que fue brutal y cobardemente asesinado en Nuevo Laredo el pasado 13 de enero del año en curso, exigió al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, que ya “cesen los crímenes contra periodistas”.

En conferencia de prensa realizada en la sede del Club de Periodistas, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, señaló además la importancia de cuidar la actividad de quienes son los encargados de informar a la sociedad de los acontecimientos cotidianos.

“Estoy dispuesto a expresar mi indignación y coraje ante el ruin y cobarde ataque al que fue sujeto mi padre y el periodismo mexicano en general; así como a la libertad de expresión, destacó Domínguez Ramírez, quien se dirigió al presidente Peña Nieto a quien le dijo: “Le pido respetuosamente que ahora sí se investigue a fondo y los criminales sean detenidos y puestos en prisión”.

“¿Cómo se escucha a un país que no puede hablar?” “¿Cómo habla un país que no se deja escuchar?” dijo el hijo del comunicador sacrificado Carlos Domínguez Rodríguez

Añadió con indignación: “Me duele ver que esto pase en mi país, hoy fue mi familia, pero ante la ausencia de justicia, garantías para los periodistas y el predominio de la impunidad, ¿mañana quien sigue?

“Donde están las garantías para los periodistas? Por qué a mi padre lo asesinaron de manera tan salvaje? Y, quien mató a mi padre?…. Señor Presidente Enrique Peña Nieto, tengo miedo, pero aún confío en las autoridades y las leyes de este país, estas son mis exigencias para usted.

“Como se escucha a un país que no puede hablar” y “como habla un país que no se deja escuchar”, expresó.

Convocó a los miembros del gremio periodístico a brindar todo el apoyo, “como colegas de mi padre y sociedad en general” a que se exija públicamente al presidente de la República y a la Secretaría de Gobernación que se haga justicia; quienes con su silencio “han demostrado su insensibilidad e indiferencia nuevamente”.