Senado aprueba por unanimidad proyecto de Guardia Nacional

Entre aplausos de los senadores de todas las bancadas, este jueves se discutió y aprobó por unanimidad la creación de la Guardia Nacional, dejando atrás el temor de la militarización de México con dicho cuerpo de seguridad pública.

La reforma constitucional fue avalada con el voto a favor de los 127 senadores presentes, consenso que fue logrado apenas horas antes de la votación debido a que Morena cedió ante el bloque conformado por la oposición para lograr decenas de cambios al dictamen aprobado en comisiones, entre ellos dejar claro que el mando de la Guardia Nacional será civil y no militar, y que las Fuerzas Armadas regresen a los cuarteles en un máximo de cinco años.

«Con esta propuesta tendremos un órgano que garantice irrestrictamente la seguridad interior con profundo respeto a los derechos humanos a los derechos humanos. La Guardia Nacional con carácter civil que se propone en el dictamen que hoy discutimos nos da esas garantías, y significa la oportunidad para finalmente las Fuerzas Armadas dejen gradualmente de realizar las tareas de apoyo a la seguridad pública y regresen a sus cuarteles y a sus bases marítimas”, dijo Eduardo Ramírez, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda.

Debido al apoyo que la Guardia Nacional concentró entre las fuerzas políticas del Senado, el debate y votación de la reforma duró apenas tres horas en el Pleno, más corta en comparación de otras reformas constitucionales. Incluso, las modificaciones al dictamen que se hicieron el pasado miércoles producto de una negociación entre el gobierno federal y los senadores no fueron votadas por separado, por lo que se hizo una sola votación en lo general y en lo particular.

El ambiente en el Senado, desde la mañana de este jueves, fue de festejo compartido entre la oposición, Morena y aliados políticos. Hubo ovaciones de la oposición gritando “Sí se pudo, sí se pudo”, mientras Morena coreaba “Es un honor estar con Obrador, es un honor estar con Obrador”.

El ánimo también se elevó cuando cada uno de los senadores que pasaron a tribuna fijaron la postura de su bancada, recibiendo aplausos sin importar que el legislador fuera del PRI, del PAN o de Morena. El último en hablar fue Ricardo Monreal, quien agradeció a la oposición el respaldo a la Guardia Nacional; los miembros de todas las bancadas aplaudieron e incluso se pusieron de pie.