AMLO arrasa en las elecciones presidenciales de México y dice que no va a instalar una dictadura “abierta o encubierta”

Nss/Solo falta que los resultados oficiales confirmen su victoria, pero Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y sus seguidores celebran ya lo que llevan esperando desde 2006: una victoria en las elecciones presidenciales de México.

Y es que el conteo rápido presentado por el Instituto Nacional Electoral (INE) proyecta como ganador al candidato de izquierda como minutos antes hicieron las encuestas a boca de urna.

El político de 64 años de la coalición Juntos Haremos Historia obtendría un margen de entre 53,0% y 53,8% de los votos, según la autoridad electoral.

AMLO dio un discurso en el que dijo que no aspira a instalar una dictadura “abierta o encubierta” y en el que dijo que su pensamiento se sintetiza en: “Por el bien de todos, primero los pobres”.

“Los cambios serán profundos, pero se darán con apego al orden legal establecido. Habrá libertad empresarial, libertad de expresión, de asociación y de creencias”, dijo.

“Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior, el interés general”

AMLO se impuso por delante del conservador Ricardo Anaya (39 años), de la coalición Por México al Frente, quien obtuvo entre 22,1% y 22,8%. El candidato reconoció la victoria de AMLO y le deseó “el mayor de los éxitos por el bien de México”.

El oficialista José Antonio Meade (49), al que los pie de urna colocaban tercero, también reconoció que “de acuerdo a las tendencias” fue AMLO “quien obtuvo la mayoría”.

El conteo rápido oficial le dio entre 15,7% y 16,3% de los sufragios.

En tanto, el candidato Jaime Rodríguez “El Bronco” se quedó con un margen de entre 5,3% y 5,5% de los votos.

Llamada telefónica

AMLO ganó las elecciones en su tercer intento.

Tanto en 2006 como en 2012, cuando AMLO se postuló por la presidencia, no hubo un reconocimiento inmediato de los resultados y ambas votaciones fueron impugnadas ante los tribunales.

En esta ocasión, sin embargo, los contrincantes del líder de MORENA (partido que fundó en 2014) salieron a reconocer su victoria con excepcional celeridad y todavía sin resultados del recuento oficial en la mano.

Es más, Anaya, quien se posicionó como el rival más fuerte de AMLO durante la campaña, señaló durante su comparecencia tras conocerse las primeras encuestas que le llamó por teléfono para felicitarlo personalmente.

“En las causas que no son comunes, contará con nuestro apoyo. En la agenda en la que disentimos, encontrará en nosotros una oposición tan firme y frontal como institucional y democrática”, dijo en un mitin con sus simpatizantes

José Antonio Meade, de la coalición oficialista liderada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), también felicitó a su contrincante en un mensaje ante sus simpatizantes.

“Estaremos siguiendo muy de cerca las elecciones para diputados, senadores, presidentes municipales, diputados locales y gobernadores”, afirmó ante priistas.

“Creo en la democracia y en ese marco con responsabilidad reconozco que las tendencias del voto no nos favorecen”, dijo.

Elecciones históricas
Más de 89 millones de mexicanos fueron llamados a votar en unas elecciones consideradas como históricas por la gran cantidad de puestos públicos puestos a votación, así como por el gran número de electores habilitados.

5 razones que hacen históricas las elecciones presidenciales en México
La participación proyectada por el INE fue de entre 62,9% y 63,8%, un porcentaje similar a las dos elecciones pasadas.

Además de la presidencia, se eligieron 500 diputados y 128 senadores, 9 gubernaturas, 1.612 alcaldías y otros 1.156 cargos. En total fueron puestos a votación 3.406 cargos.

Pero también fue una de las elecciones con más asesinatos relacionadas con las campañas: 145 homicidios de funcionarios de los partidos, 48 de ellos candidatos o precandidatos, según la consultora Etellekt.

Ana Gabriela Rojas, corresponsal de BBC Mundo en México

En las elecciones más grandes de la historia del país se eligió por primera vez un presidente de izquierda.

López Obrador se perfila como presidente electo y ahora habrá de enfrentar la demanda de los mexicanos que piden solución a los dos problemas más graves del país: la violencia y la corrupción.

En su tercera campaña presidencial, AMLO mostró una imagen más moderada ante los electores, formando una coalición muy variada, con gente proveniente de partidos de izquierda, pero también un ala conservadora.

Algunos analistas mencionan que AMLO ha logrado mantener una imagen antisistema y de honestidad.

Esto le ayudó a concentrar el voto de castigo contra el Partido Revolucionario Institucional, del actual presidente Enrique Peña Nieto, y el Partido Acción Nacional, que gobernó entre el 2000 y 2012.

Las campañas electorales, que estuvieron marcadas por acusaciones entre los candidatos, han polarizado al país en los últimos meses.

La trayectoria política de AMLO
Andrés Manuel López Obrador nació en el estado de Tabasco (sureste) el 13 de noviembre de 1953.

Es egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde estudió Ciencias Políticas y Administración Pública.

Contendió sin éxito por la gubernatura de Tabasco en dos ocasiones. En ambas ocasiones denunció que fue víctima de fraude electoral.

En 2000, fue electo alcalde de Ciudad de México por el Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), cargo que desempeñó durante 5 años.

Con el PRD, se postuló por primera vez a la presidencia en 2006. El resultado de esa elección arrojó una diferencia de 0,56% en su contra, por lo que denunció que fue víctima de fraude y lideró una protesta en las calles durante dos meses.

Nuevamente se presentó para las elecciones de 2012, pero en esa ocasión perdió por 6,62% frente a Enrique Peña Nieto, el actual presidente.

En 2018, su tercer intento, lideró de principio a fin las encuestas y obtuvo la mayoría de los votos, según las encuestas a pie de urna.