Anaya es el candidato panista con menor número de votos en más de dos décadas

A pesar de que encabezaba una alianza de tres partidos (PAN, PRD y MC) y de que quedó en segundo lugar en la contienda, Ricardo Anaya sacó 108 mil votos menos que Josefina Vázquez Mota, quien hace seis años había hundido al PAN hasta el tercer lugar en las elecciones. Si se consideran solo los votos por el blanquiazul, Anaya apenas superó lo obtenido en 1994 por Diego Fernández de Cevallos, por lo que llevó al partido a niveles de hace más de dos décadas.

El queretano obtuvo 12.6 millones de votos de los tres partidos que lo postulaban, de un total de 89.1 millones de posibles votantes en la lista nominal. En contraste, Vázquez Mota había logrado 12.7 de 79.4 millones de votantes; Felipe Calderón ganó con 15 de 71.3 millones en lista nominal; y Vicente Fox se llevó 16 de los 58.8 millones de ciudadanos que podían votar.

Si se consideran solo los sufragios por el PAN, Anaya tuvo 9 millones 996 mil, apenas por encima de los 9 millones 147 mil de Fernández de Cevallos, a pesar de que en 1994 la lista nominal solo tenía a 45.7 millones de inscritos, la mitad que actualmente.

Anaya registró en los cómputos distritales, con el 100% de actas registradas, menos votos que Vázquez Mota en 21 estados del país.

El mayor descalabro fue en Sonora, de donde es originario Damián Zepeda, actual presidente del PAN y uno de los hombres más cercanos a Anaya. El queretano logró poco menos de la mitad de votos de su antecesora: 167 mil contra 342 mil de 2012. Sonora fue uno de los estados casi olvidados por Anaya como candidato, ya que desde que empezó precampaña, en diciembre de 2017, únicamente lo visitó una vez.

Por número total de sufragios, otro de los peores resultados fue en Veracruz. Eligieron a Anaya 152 mil personas menos de las que habían dado su respaldo a Vázquez Mota, un 13% menos de los 1.2 millones que logró ella, el mejor resultado para el PAN en esa entidad. La debacle se da a pesar de que fue uno de los estados que más visitó el candidato, incluso ahí fue su cierre de precampaña y un gran cierre regional el domingo previo a la elección. Era además una de las gubernaturas que más presumía Anaya porque fue ganada hace apenas dos años, bajo su dirigencia, y ya en coalición con el PRD.

En porcentajes, el resultado fue desastroso también en Campeche, donde bajó la votación del PAN en 50%. Tanto Vázquez Mota como Calderón y Fox habían logrado alrededor de 100 mil votos en esta entidad, pero Anaya solo obtuvo 54 mil.

Caídas del 40% ocurrieron en Sonora, Campeche, Sinaloa, Colima y Chiapas. A este último estado, pese a tener el octavo padrón más abultado del país y el nivel más alto de pobreza, el candidato del Frente solo acudió una vez en los seis meses desde que empezó el proceso electoral. Ahí perdió 127 mil votos respecto a su antecesora.

Incluso en Guanajuato, la única entidad en la que Anaya le ganó al triunfador Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT, PES), el panista tuvo el peor resultado en 20 años. Apenas 940 mil votos, casi los mismos que Vázquez Mota (3 mil menos), pero 200 mil menos que Calderón y Fox.

Los únicos dos estados en los que Anaya tuvo el mejor resultado para un candidato del PAN desde Fox fueron Querétaro, su lugar de origen, y Guerrero, pero en este último fue solo gracias a los votos perredistas, y a pesar de la suma de partidos, el Frente quedó en tercer lugar en la contienda.

En once entidades, Anaya sí supero a Vázquez Mota: Estado de México, Jalisco, Guerrero, Zacatecas, Quintana Roo, Michoacán, Tabasco, Ciudad de México, Chihuahua, Querétaro y Aguascalientes. Pero solo en las últimas cuatro la superó con votos únicamente del PAN. En las otras siete, fue la suma de partidos la que lo impulsó.

Destaca la capital del país, ya que el queretano logró 1.3 millones de votos, 54% más que los 841 mil de Vázquez Mota. Aún así, se quedó a menos de la mitad de los 3.1 millones que apoyaron a López Obrador el pasado 1 de julio.