Ataque armado contra comuneros de Oaxaca deja al menos 15 muertos y varios heridos

Las víctimas son originarias de San Mateo del Mar, se dirigían a una reunión con otras autoridades comunitarias, en Huazantlán del Río.

Un ataque armado contra pobladores del municipio San Mateo del Mar, Oaxaca, dejó como resultado varias personas muertas y heridas.

La agresión se registró la tarde de este domingo a la altura del municipio La Reforma.

En un comunicado, la Unión de Agencias y Comunidades Indígenas Ikoots detalló que el ataque ocurrió cuando las agencias de San Mateo del Mar se dirigían a una asamblea de información que realizarían con otras autoridades comunitarias, en Huazantlán del Río.

En el camino, los pobladores de San Mateo del Río fueron detenidos por un supuesto filtro sanitario a la altura de La Reforma, pero al frenarse notaron que la carretera por la que transitaban estaba bloqueada con llantas incendiadas.

Instantes después aparecieron hombres con el rostro cubierto que dispararon en su contra en repetidas ocasiones.

De acuerdo con el Ayuntamiento de San Mateo del Mar, los agresores no solo dispararon sino que también torturaron y quemaron a algunas de las víctimas.

Como resultado del ataque 15 personas murieron, entre ellas dos mujeres y al menos 20 más resultaron heridas.

En un boletín, el Ayuntamiento de San Mateo del Mar responsabiliza por el ataque a siete personas, y acusa que una de ellas se ostenta como agente municipal de Huazantlán del Río.

El Ayuntamiento acusa que el ataque fue orquestado y respaldado por un jefe de plaza de un grupo criminal de la zona.

Señalan que este grupo armado no solo cometió este ataque sino que también entró violentamente a las casas de varias mujeres de la comunidad de Ikoots para asesinarlas.

Según el Ayuntamiento el grupo criminal comete estos crímenes para apoderarse del municipio “por su ubicación estratégica en el tráfico de personas indocumentadas y almacenamiento de combustible robado”.

El Ayuntamiento explica que el problema inició cuando los sujetos que se hacen llamar autoridades de Huazantlán bloquearon el paso hacia la Agencia de Santa Cruz (donde se celebran las fiestas patronales), con la intención de desestabilizar a la zona y crear un conflicto en la región.

“Pero ahora sus intereses han escalado a un grado muy grave, en el que ya no solo se trata de hechos violentos, sino de genocidio y feminicidio”.

Ante esta situación, hacen un llamado a las autoridades estatales y federales para brindar ayuda humanitaria y de seguridad.

Aseguran que las mujeres agredidas ya habían solicitado medidas cautelares a derechos humanos pero éstas no les fueron brindadas.

En tanto, la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca refirió que las personas fallecidas presentaban contusiones y quemaduras parciales.

La dependencia agregó que 4 de las 15 víctimas ya fueron identificadas y que se inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado.

Por su parte, la Unión de Agencias y Comunidades Indígenas Ikoots expresó su más enérgica protesta a las autoridades debido a que han alertado “en tiempo y forma del peligro que se cierne sobre nuestra comunidad”.

Tras los hechos, el mandatario estatal, Alejandro Murat, ordenó a la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca y a la Secretaría General del gobierno brindar apoyo a las familias de las víctimas y garantizar la seguridad en las comunidades involucradas.

En tanto, la SSP de Oaxaca informó que se inició un operativo con ayuda de autoridades federales para reforzar la seguridad en San Mateo del Mar.