Lidera Oaxaca en asesinato de políticos

Noticias/El proceso electoral en Oaxaca se ha teñido de sangre por el asesinato de al menos una decena de precandidatos, candidatos y dirigentes partidistas en los primeros seis meses del año y todavía faltan 29 días para llevarse a cabo la elección.

La víctima más reciente es la regidora con licencia del Ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza y candidata a concejal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Pamela Terán Pineda, quien fue privada de la vida la madrugada de este sábado por un grupo armado.

De acuerdo a la consultora Etellekt desde el inicio del proceso electoral hasta el 2 de junio del 2018 se han presentado un total de 110 asesinatos contra políticos y candidatos en todos el país. De éstos 28 eran precandidatos y 13 más candidatos registrados a puestos de elección popular. Es decir 41 en total.

Añade que adicionalmente 119 políticos han sido objeto de amenazas e intimidación en el mismo periodo, de los cuales 62 son candidatos y 16 precandidatos.

Subraya que en el actual proceso electoral, Oaxaca es el segundo estado con más personajes políticos asesinados con 18, sólo detrás del estado de Guerrero, en donde 24 políticos han sido ultimados.

“De los 110 políticos asesinados 15 eran mujeres, sumándose en las últimas horas dos candidatas y una regidora en los estados de Puebla y Oaxaca”.

Como sucede a nivel nacional es en las elecciones de concejales donde se presenta la mayor violencia, pero además en las zonas donde la presencia del crimen organizado es más evidentes: las regiones del Istmo de Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapan.

El 17 de mayo, en la región del Istmo de Tehuantepec, el dirigente municipal del Partido del Trabajo (PT) y candidato a regidor en Tehuantepec, Hernán de Mata Quinta, fue asesinado a balazos, mientras participaba en un acto público con motivo del día de las madres.

Entre otros hechos de sangre, el 31 de enero del 2018, el exfuncionario de la Secretaría de Salud y militante del PRI, Luis José Lurumbe Mendoza,fue ultimado en su domicilio particular, en la colonia Reforma de la Ciudad de Oaxaca de Juárez.

El 15 de febrero del año en curso fue acribillado en su domicilio el expresidente municipal de Ejutla de Crespo, Francisco Hernández Sánchez, y trece días después Alfredo Ramos Villalobos, exdiputado del PRI y dirigente de una organización social, fue ultimado a balazos frente a sus hijos y esposa en la ciudad de Matías Romero.

El 13 de marzo el expresidente municipal de Santa Cruz Amilpas y dirigente de una organización sindical de transportistas, Wilfrido Sánchez Cruz, fue ejecutado el 13 de marzo cuando circulaba a bordo de su automóvil en la ciudad de Oaxaca.

Ochos días más tarde la secretaria de las oficinas del Partido del Trabajo en Loma Bonita, Nerfiti Silva Melo, fue ultimada a balazos.

En otras agresiones, José Hever Castro Santos, hermano de Hirery Domínguez Santos, precandidata del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la alcaldía de San Juan Bautista Tuxtepec, fue secuestrado el 7 de marzo cuando operaba su tráiler en el tramo Perote-Cardel en Veracruz.

También en la Cuenca, en Tuxtepec, Gabriel Cué Sacre, sufrió un intento de secuestro, lo que fue evitado por uno de sus escoltas; él es tío de Raúl Bolaños Cacho Cué, candidato al Senado por el Partido Verde.