SALVA IMSS A JOVEN MADRE DE LA MIXTECA AL ACTIVARSE EL EQUIPO DE REACCIÓN INMEDIATA

.	El ERI es un equipo de trabajo multidisciplinario que e  se activa y actúa de inmediato ante emergencias obstétricas
 
Médicos
 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Oaxaca,  salvan la 
vida a una joven indígena originaria de la región Mixteca, gracias al 
Equipo de Reacción Inmediata (ERI). Se trata de un equipo de trabajo 
multidisciplinario que e  se activa y actúa de inmediato ante la 
presencia de una paciente con Emergencia Obstétrica, con la finalidad de
 dar manejo integral inmediato para salvarle la vida a ella o, en su 
caso, al binomio, madre - hijo.
 
De acuerdo con la doctora 
Carolina Sánchez Palacios, de la coordinación de Ginecología y 
Obstetricia del HGZ 1,  la paciente de 30 años Irene Pascuala Rosas 
Morales,  tuvo un embarazo de alto riesgo y fue derivada del Hospital 
Rural Próspera No. 34 de Tlaxiaco al hospital General de Zona 1 del 
Instituto Mexicano del Seguro Social en la ciudad de Oaxaca.
 
En 
el Hospital Rural de Tlaxiaco la joven indígena fue atendida de parto al
 realizarle una cirugía, pero debido a su gravedad se le practicó una 
histerectomía ya que presentaba trastornos de coagulación y preeclapmsia
 severa (presión alta).
 
Irene fue recibida el 8 de junio en el 
HGZ 1 en un estado muy grave, por lo que de inmediato fue ingresada a la
 Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) donde el doctor Juan Carlos Dávila y
 todo un equipo de médicos que integran el Equipo de Reacción Inmediata 
(ERI), la atendieron durante seis días y, gracias a ellos ahora está 
viva, tomando en cuenta que las hemorragias obstétricas y presión alta 
son de las principales causas de muertes maternas.
 
Por su parte,
 la jefa de Laboratorio de Análisis Clínicos, Maria del Rocio Ruiz 
Olivera, informó que a la paciente se le transfundieron 14 concentrados 
eritrocitarios, cuatro plasmas frescos congelados, 15 concentrados 
plaquetarios manuales y 17 crioprecipitados.
 
Gracias al apoyo 
del Banco de Sangre del HGZ 1 se pudo salvar a la paciente, y eso es muy
 importante ya que si no hubiera la disponibilidad de la sangre se 
agravaría el problema para el paciente, explicó.
 
  
 
 
Irene
 Pascuala Rosas Morales dijo ser originaria de la comunidad de Cañada 
María Segunda, perteneciente al municipio de Tlaxiaco, de  30 años de 
edad, y llegó al HGZ 1 de la ciudad de Oaxaca, el día de 8 junio en la 
mañana, derivada del Hospital Rural Próspera de Tlaxiaco, con presión 
alta y con hemorragia severa.
 
"En Tlaxiaco los médicos 
atendieron mi parto, mi hijo nació bien, pero yo me puse mal y por eso 
perdí el conocimiento, después de que me practicaron la cesárea ya no 
supe nada y mi esposo me dijo después que la ambulancia me trajo a la 
ciudad de Oaxaca pero que yo venía inconsciente".
 
"Mi niño está 
bien y hace tres días lo dieron de alta del hospital de Tlaxiaco y ya 
está con su abuelita y doy gracias a los médicos del IMSS y a las 
enfermeras por el buen trato que recibí. Estoy muy agradecida porque me 
salvaron y porque yo no me acuerdo de nada", comentó Irene, quien se 
dedica a las labores del hogar y es una persona de escasos recursos.
 
Por
 su parte, el esposo de ocupación albañil y de 27 años de edad, comentó 
que su esposa venia en un estado muy complicado, con oxígeno móvil para 
que pudiera llegar y  gracias a los médicos del IMSS ahora su esposa 
está viva y ayer fue dada de alta del HGZ 1 del IMSS y ahora ya está al 
lado de su bebé en su comunidad de la Mixteca oaxaqueña,  luego de un 
embarazo de alto riesgo que la puso al borde de la muerte.