Emiten los SSO recomendaciones para prevenir quemaduras y reducir lesiones en caso de incendio en el hogar 

.Pide la institución que, al comprar ropa de cama, vestimenta, muebles y colchones, priorizar los elaborados con materiales de algodón y lino, evitar el poliéster

  • Las quemaduras en casa, incrementan durante las vacaciones

Oaxaca de Juárez, Oax. 27 de diciembre de 2021.-En temporada vacacional, principalmente en época de frío, las quemaduras en el hogar se incrementan a causa del uso de cocinas de carbón o leña, líquidos calientes y sobrecarga de tomacorrientes, de ahí que los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) emiten las siguientes recomendaciones, para evitar lesiones que incluso puedan poner en riesgo la vida.

Principalmente, la dependencia advirtió, no se debe dejar el área de la cocina desatendida y evitar que las y los niños ingresen, para ello, en la medida de las posibilidades hay que poner barreras de protección cerca de las estufas, platicar con los menores del hogar sobre los riesgos de jugar con encendedores y cerillos, así como mostrarles las rutas de evacuación desde distintos puntos de las viviendas en caso de un siniestro.

Y es que, más del 60% de estos percances se suscitan en la cocina, los cuales afectan principalmente a los menores de nueve años y mayores de 60, los cuales ocasionan hospitalizaciones frecuentes y prolongadas, así como discapacidades permanentes, y generan un alto costo social e impactan negativamente en las finanzas de las familias de las personas lesionadas, señaló.

Aseveró la importancia de revisar periódicamente las tomas eléctricas, enchufes, fusibles, puesto que pueden estar sujetos a un falso contacto y ser un riesgo potencial; además de tomar precauciones especiales al almacenar líquidos inflamables como gasolina, acetona, disolventes, alcohol, aguarrás y líquidos de limpieza del hogar, de preferencia, deben almacenarse fuera de la casa, lejos de fuentes de calor y del alcance de los menores de edad, en envases bien identificados y cerrados, además, que no sean de vidrio.

La institución recomendó que, al comprar ropa de cama, vestimenta, muebles y colchones, se debe priorizar los elaborados con algodón, lino, evitar las fibras sintéticas como el poliéster, ya que los últimos representan mayor riesgo de inflamabilidad.

Aunado a ello depurar los espacios que contengan objetos inflamables o vulnerables ante un incendio, por ejemplo, papel acumulado y material didáctico. Especialmente durante la noche, antes de ir a dormir, apagar todos los objetos que sean un riesgo potencial (luces del árbol de Navidad, velas, colillas de cigarro, estufa).

En caso de que una persona sufra una quemadura se debe alejar a la víctima de la fuente de calor. Si parte de su ropa está ardiendo, la persona debe rodar o ser envuelta en una cobija; sumergir el área afectada en agua limpia o solución salina a temperatura ambiente o cubrirla con un apósito o trapo limpio.

Así también, quitar cuidadosamente los anillos, relojes, cinturones o prendas ajustadas; elevar las piernas o brazos quemados a un nivel más alto que el corazón, además de garantizar la apertura de la vía aérea, ventilación y circulación del airea adecuada, y llamar de manera inmediata al 911 o bomberos.

También señaló una lista de las cosas que no se deben intentar hacer en caso de que una persona sufra quemaduras, como no arrancar o retirar la ropa que se encuentre adherida a la piel quemada, no quitar cuerpos extraños (cualquier objeto que se mete dentro) de la quemadura que estén adheridos; no aplicar cremas, aceites, polvos, cosméticos, mayonesa, clara de huevo, pomadas, lociones o antisépticos de ningún tipo sobre la lesión, o algodón absorbente para cubrirla.

Además de evitar tocar innecesariamente las heridas, ya que pueden ocasionar infección. Al acudir a los servicios de emergencia, el personal calificado hará el procediendo pertinente para evitar secuelas, resaltó.

Esta dependencia precisó que continuamente se fortalecen las acciones de capacitación en materia de normas y estándares, así como en el fomento y la promoción de la cultura de seguridad y prevención de accidentes, a fin de evitar y disminuir la taza de percances por esta causa en la entidad.